Tradición de Celebración de Fiestas Patrias

En la búsqueda por darle un contexto a la celebración de nuestras Fiestas Patrias y tras un barrido por documentos históricos, versiones de internet e historias contadas de boca en boca, nos hemos quedado con la publicada por el Archivo Nacional, que nos entrega otra mirada de “las foráneas tradiciones nacionales”.

Desde la década de 1830 todos los chilenos celebramos el 18 de septiembre como la fiesta de nuestra Independencia. Anterior a esa fecha, el pueblo celebraba este hecho el día 12 de febrero de cada año, conmemorando la Batalla de Chacabuco, encuentro bélico entre el Ejército Libertador y el Ejército Realista ocurrido en el extremo nor-oeste del valle de Santiago en 1817.

Esta fiesta coincidía con el Carnaval de Verano (fiesta de la challa o carnestolendas), celebración inmemorial de finales de verano que marcaba el fin de la temporada estival. Era la oportunidad en la que se agradecía la fertilidad de campo de ese año y la cosecha venidera.

El desenfreno general que acarreaba el festejo era considerado por los racionalistas del siglo XIX como una manifestación de incivilización y barbarie, que no coincidía con los ideales austeros y europeizantes que ellos perseguían. Es por ello que este grupo buscó bajarle el perfil e importancia a la celebración del Carnaval proclamando un nuevo día de fiesta patriótica: el 18 de septiembre.

La fecha elegida conmemora el momento en que un grupo de criollos (algunos partidarios de la Independencia y otros no), juraron fidelidad al Rey Fernando VII, a quien consideraban el legítimo heredero del trono y se comprometieron a gobernar en su nombre mientras se restablecía el orden en España. De esta manera, el Carnaval y las celebraciones que se efectuaban hasta ese entonces, adquirieron un cariz más moderado al celebrarse en el momento del término del invierno y pasar a ser una fiesta propiamente urbana y muy controlada por las autoridades e instituciones del orden de esa época.

Pasado el tiempo, los partidarios de la Independencia se multiplicaron rápidamente y pronto diversos pronunciamientos y acciones políticas terminaron por conducir a nuestra patria hacia la condición de República independiente que conservamos hasta hoy, proceso que duro poco más de 10 años.”

 

Fuente: Archivo Nacional de Chile

Servicio Nacional del Patrimonio Cultural